octubre 3, 2011

Molde para tarjetas españolas

Ideal para el varón
* Calcar el dibujo.
* Con repujador curvo dar relieve muy prolijamente para que quede parejo, a todos los interiores de las figuras que están en blanco.
* Con tinta china negra o marcador negro de punta muy fina, realizar por el revés de la tarjeta todos los cuadrilles.
* Con marcador negro de punta gruesa y con regla, remarcar las líneas en negro que bordean las figuras, tal como se muestra en el modelo.
Sugerencia
Toda leyenda debe ser ubicada en el interior de la tarjeta, para no deslucir el dibujo.

Filed under: Tarjetas Españolas — admin @ 6:31 pm Etiquetas: ,

septiembre 10, 2011

Diseño de Tarjetas españolas

¿Cómo se realiza el coloreado?
El coloreado es el tercer paso en la construcción de una tarjeta española.
Ya hemos visto que primero se procede a realizar el calcado y luego el repujado.
Para colorear una tarjeta se sigue manteniendo el orden de los elementos tal como estaban ubicados al momento de repujar, es decir:
-Telgopor
-Paño lenci
-Papel vegetal
Hay que tener en cuenta, (sobre todo cuando se están dando los primeros pasos en esta técnica), que luego del coloreado se procederá a realizar el calado y el troquelado. Es por esta razón que el coloreado de una tarjeta abarca exclusivamente la «pintura» y no el agregado de otros elementos como por ejemplo: brillantinas, perlitas, cintas, etc.
Los agregados son el último paso en la realización de una tarjeta.
El coloreado puede aplicarse en ambos lados de la tarjeta (derecho y revés).
Antes de comenzar a colorear, se deberá definir qué tipo de colores se van a utilizar, qué cantidad de colores, cuáles van a ser los materiales a aplicar, (por ejemplo si se va a trabajar sólo con óleos pasteles, o con lápices, o si se van a combinar temperas y lápices de colores, etc.).
Esto es importante porque en primer lugar hay que imaginar cómo quedará la tarjeta una vez terminado el coloreado, qué colores son necesarios y cuáles no deben figurar para esa tarjeta en particular. Es imprescindible cuando se trabaja con esta técnica poder visualizar mentalmente lo que luego se va a concretar en el papel.
Una vez que la imagen mental está formada, y ya determinamos cómo vamos a hacer esa tarjeta, se deberán tener preparados los materiales a utilizar, sobre todo cuando se utilizan pinturas que deben ser preparadas, además de tener a mano los demás elementos que conforman la realización de la pintura como por ejemplo: trapos, algodón, cera, pinceles, sacapunta, goma, etc.
Tener los materiales preparados y en orden nos evitará pérdidas de tiempo, pero además el poder resolver cualquier inconveniente en el momento.

Pautas sobre el coloreado
* La mayor parte del coloreado se realiza en el revés de la tarjeta, dejando el lado del derecho para añadir los retoques y ciertas delicadezas estéticas.
* En general, cuando se trabaja con materiales que necesitan pincel (temperas, esmaltes, acuarelas, etc.), el coloreado se realiza por el derecho de la tarjeta; mientras que es preferible que los demás elementos se trabajen por el revés.
* Colorear no es sólo «poner colores» sino que los mismos deben ser ubicados guardando las leyes de la estética y la armonía. Así como el color da belleza, a veces el abuso del mismo puede perjudicar el trabajo y lograr el efecto contrario.
* Los colores sirven muy bien para delinear y conseguir contornos en las figuras humanas, sobre todo en las líneas del rostro.
* Cuando coloreamos un dibujo de la tarjeta, no siempre es necesario colorear toda su superficie. Muchas veces basta con definir los colores en los bordes e ir esfumándolos hacia los centros. Este tipo de cuestiones y las formas de pintar se irán determinando con la práctica y experimentando cuándo hace falta colorear todo y cuándo no.
* Hay que tener muy en cuenta también que un mismo color tiene una gran variedad de gamas. Por ejemplo: el verde es uno de los colores que posee más diversidad de tonos.
* Si vamos a pintar un árbol y queremos colorear sus hojas, mucho más realista será combinar diferentes verdes: más puros, verdes amarillentos, verdes aguas, verdes musgos, etc., que i pintar todas las hojas con un mismo color verde.
* Es importante además (cuando se quiere hacer este tipo de dibujos) observar por ejemplo, que el sol destiñe las hojas superficiales de un árbol dándole una tonalidad más amarillenta, y que las hojas que se encuentran en una zona más profunda, guardan un verde más oscuro,
* Lo mismo ocurre con las flores, donde los pétalos exteriores son más pálidos por la acción del sol, y los pétalos interiores guardan mayor pureza de tonalidad.
* Cuando se ha repujado una superficie considerable en una tarjeta y, como recordarán, al repujar el papel vegetal se vuelve blanco, es preferible para mantener un buen contraste, que los colores sean en su mayoría claros y tenues.
En cambio, cuando hay poco repujado, pueden utilizarse mayor cantidad de colores oscuros.
* Los colores más fuertes y estridentes son los que mejor van con los motivos navideños, como los habituales rojos y verdes.
* Los colores de la gama del dorado combinan mejor con tonos cálidos como los naranjas, rojos y amarillos.
* En cambio, los colores de la gama del plateado lo hacen con los azules, grises y verdes.
* Cuando se pinta con lápices de colores, se trabaja sobre el revés de la tarjeta, y se esfuma el color aplicándole un algodón con cera, repasando la superficie coloreada.
* Para cada color diferente se utiliza un nuevo algodón embebido en cera natural, excepto en los casos en que se quieran fusionar los diferentes colores como formando un tornasolado, donde no es necesario cambiar el algodón.
* El coloreado puede realizarse tanto en los dibujos que componen la tarjeta como en la totalidad de la misma dándole un fondo de color.
Por ejemplo, si la tarjeta que creamos es un dibujo de estrellas y luna en el cielo, se puede colorear con las gamas del azul y celeste toda la tarjeta formando el fondo sobre el cual se asientan las estrellas y la luna.