agosto 5, 2010

Escalimetro: miniaturas para muñecas

Es muy común denominar miniatura a todo aquello que vemos en pequeño; sin embargo, los miniaturistas trabajan a una escala verdaderamente sorprendente, la escala de 1:10, que no es otra cosa que diez veces más pequeño del tamaño real. Para ello se auxilian de un instrumento llamado escalímetro.

El escalímetro es una regla que está graduada a diferentes escalas, 1:20,1:25,1:50,1:75, 1:100 y 1:125, y lo curioso del caso es, entre más grande es el número de la escala, el tamaño es más pequeño, caso contrario, entre más pequeña la escala, más grande será el tamaño real del objeto.

El uso de las escalas
Un dibujo o modelo de un objeto real, generalmente es una representación de éste en dimensiones más pequeñas o grandes. Los objetos a reproducir pueden ser relativamente pequeños (como una pieza de maquinaria) o grandes (como una casa), es necesario considerar el tamaño
que tendrá el modelo o dibujo. Por ejemplo, un automóvil tiene una longitud de unos 5 metros, lo cual no nos permitiría dibujarlo exactamente pues necesitaríamos un papel del tamaño del automóvil. Entonces reducimos todas sus dimensiones en la misma porción y podremos dibujarlo «a escala».
Cuando reproducimos un objeto en sus dimensiones y dibujamos estas dimensiones iguales, se dice que es un dibujo 1:1 o en lenguaje común uno a uno. Esto quiere decir que un centímetro o un milímetro en el dibujo representa el mismo centímetro o milímetro en el objeto. La escala 1:1, se conoce como escala natural, mientras que la escala 1:2 se conoce como escala de reducción.
Estas escalas se utilizan para representar objetos más grandes que queremos reducir. Por el contrario las escalas de ampliación o aumento, se utilizan para representaciones de objetos muy pequeños que queremos ampliar.