noviembre 5, 2012

Bordado Richelieu

Ayer, hoy y siempre
Clásicas o contemporáneas, las labores realizadas con bordado Richelieu son la última palabra en manualidades. Decore los accesorios más preciados de su casa con únicos y versátiles diseños.

El bordado Richelieu o de ojai fue desarrollado en Francia en el siglo XVIII con el fin de emular los bellísimos encajes venecianos blancos y beige de la época. Cuando se trabaja con diseños en esta técnica se usan generalmente flores como inspiración; sin embargo, por ser un bordado muy artístico, permite una gran libertad y variedad de dibujos. A pesar de que es de estilo renacentista permite trabajar diversidad de estilos, desde los más antiguos hasta los de más reciente invención.
Las formas de los motivos no son independientes en su conjunto ni en sus detalles, puesto que hay algunos puntos de unión que los afianzan. Sin embargo, en algunas figuras del bordado no es necesario elaborar bridas o presillas de sostén porque éstas se combinan de tal forma que se sujetan por sí mismas o se apoyan unas en otras.
El bordado recortado puede ser variado o semejante en la misma labor. El tamaño de las partes suprimidas no está sujeto a medidas específicas, pues puede ser pequeño, grande y grandísimo. En este último caso, es aconsejable hacer en la parte suprimida bridas o presillas que le den solidez a la prenda bordada, lo que contribuye a darle a la manualidad un aspecto de encaje. La elaboración del bordado Richelieu es muy sencilla y permite crear diseños elegantes y muy finos, cortando orificios en la tela de fondo de acuerdo con figuras previas. Por lo general se usan flores como inspiración; casi siempre el bordado se hace del orillo hacia el centro de la labor, puesto que el borde siempre va en festón y recortado.
En cuanto a la tela, las mejores para la elaboración de esta técnica son el lino muy fino y el algodón porque son fáciles de manejar, son resistentes, no se deshilachan y tienen firmeza. Por lo general los hilos deben hacer juego con el color de la tela, para conseguir manualidades armoniosas y muy finas. Antiguamente era requisito indispensable trabajar blanco sobre blanco; luego, vino el gris sobre blanco y beige sobre beige. Elija la opción que más se adecué a su estilo y elabore delicados artículos de lencería para que decore su hogar con mucha elegancia ‘ y le imprima un toque único y original.

Filed under: Bordado — admin @ 6:00 pm Etiquetas: