septiembre 23, 2011

Hacer tarjetas españolas

* La técnica de los granos de arroz consiste en repujar los extremos del diseño dándoles un sombreado, y luego calar los puntos interiores con el punzón aguja.
* Otra opción es repujar los bordes y troquelar el interior quitando esa porción de papel vegetal. Para realizar esto, se va perforando con el punzón aguja el contorno interior y luego se lo retira como cortando una estampilla.

septiembre 22, 2011

Materiales para repujado

UN SECRETO SOBRE REPUJADORES
Muchas veces la bolita del repujador no patina bien sobre el papel vegetal, se atasca o lo hace por sectores, y hasta puede llegar a romper el papel.
Solución: añadir a la bolita un poquito de grasa o de cera natural que ayudará al mejor desplazamiento de la bolita.
Otra forma consiste en pasar la punta bolita sobre el cabello (que tiene una grasitud normal).

Filed under: Tarjetas Españolas — admin @ 3:22 pm Etiquetas: ,

septiembre 19, 2011

Manualidades tarjetas españolas

Filtirée

* En la técnica del filtirée es necesario calcar el dibujo con tinla china blanca o bien con lápiz blanco.
* La parle del diseño que se calca son las líneas que forman el cuadrillé.
* Para confeccionar el cuadrillé, se toma una regla y la tinta o
el lápiz, y muy prolijamente se marcan las líneas que deberán quedar parejas.
* Una vez terminado el cuadrillé se toma el punzón aguja y se perfora desde el derecho de la tarjeta (y no del revés) el centro de cada cuadradito, haciendo girar el punzón para ir agrandando la superficie perforada.
* El cuadrillé puede quedar sólo calcado (con la tinta o el lápiz), o también puede ser repujado dándole mayor relieve.

Filed under: Tarjetas Españolas — admin @ 9:09 pm Etiquetas: ,

septiembre 16, 2011

Hacer tarjetas españolas

Puntos sobresalientes
* Este diseño puede o no calcarse. Ésto lo determinará el lugar que ocupen los puntos dentro del dibujo. Cuando los puntos sobresalientes se encuentran en la puntilla de la tarjeta, es conveniente calcarlos y luego perforarlos.
* La mejor forma de perforar estos puntos sobresalientes, (puesto que su tamaño es considerable), es, primero, introducir la punta del punzón aguja haciendo una pequeña perforación, y luego volver a introducirla para agrandar el punto. Lo que no conviene es querer hacer todo de una vez, pues se corre el riesgo de quebrar el papel.

Filed under: Tarjetas Españolas — admin @ 1:35 pm Etiquetas: ,

septiembre 15, 2011

Manualidades tarjeteria española

DIVERSAS TÉCNICAS DE CALADO
Puntillee
* Cuando el puntillee está contenido dentro de una figura (como en este caso dentro de los pétalos de una flor), se realza más este diseño s¡ se marcan los bordes con el repujador punta bolita.
* Se toma el revés del papel vegetal y donde están los puntos se van perforando los mismos con el punzón aguja de a uno por vez.
* El puntillee es uno de los casos en los cuales es preferible no calcar con tinta los puntos que lo conforman.
Si al principio (en el inicio del aprendizaje) resulta más fácil calcarlos y luego calar sobre lo marcado, se puede hacer; pero quedará mucho mejor estéticamente si no aparece el marcado con tinta.

septiembre 14, 2011

Moldes para tarjetas españolas

¿Cómo se realiza el calado y troquelado?
Esta es la cuarta etapa en la realización de una tarjeta artesanal. Aquí es donde se va a utilizar el punzón aguja para confeccionar las diferentes perforaciones del papel vegetal.
* El calado se realiza para perforar los lugares dentro de la tarjeta que se desean resaltar.
* El troquelado se utiliza para separar los bordes de la tarjeta cortando los contornos mediante perforaciones y también para separar los bordes de determinado dibujo interior, como por ejemplo si tenemos dibujada una ventana y queremos dar la impresión de que está abierta troquelamos la parte de las hojas de la ventana, dejando sólo el marco, y retiramos esa porción de papel vegetal.
* Para el calado y troquelado se trabaja la hoja de papel vegetal encima del paño lenci, el cual estará colocado sobre el telgopor. Esto facilitará las perforaciones a la vez que mantendrá fijo el papel vegetal.
* Los calados se realizan sobre el revés de la hoja de papel vegetal luego de que han sido repujados y coloreados.
* A medida que se va adquiriendo práctica en la técnica del calado, se observará que no siempre es necesario en el momento de calcar marcar los lugares donde se realizarán las perforaciones.
* No hay una regla general para saber cuándo calcar los puntos de calado, sino que ésto estará determinado por el tipo de calado que se quiere obtener.
* Hay que recordar siempre que la creatividad en el trabajo es fundamental, y que quien realice la tarjeta será quien determine la forma de preparación.
* Cuando se realice el troquelado para separar la tarjeta del resto del papel vegetal, se utiliza también el punzón aguja perforando seguidamente un punto detrás del otro (lo más junio posible), contorneando el borde; y luego separando la tarjeta del resto del papel como si estuviéramos cortando una estampilla.

septiembre 13, 2011

SECRETOS SOBRE LA PINTURA

SECRETOS SOBRE LA PINTURA
– Cuando se utilicen lápices de colores, y si no nos gustara cómo ha quedado el dibujo terminado, se pueden borrar con la goma las partes que deseamos eliminar, y luego volver a pintar o utilizar otra técnica.
– Cuando el material con que se ha pintado es pinturas al óleo, esmaltes, etc., se quitan con acetona embebida en un algodón, pero cuidando de aplicar una leve presión al frotar para no rasgar el papel.
Tampoco se debe utilizar mucha cantidad de acetona; sólo unas gotas bastarán para quitar el material.
– Para quienes gustan de trabajar con pinceles, es importante adquirir el hábito de limpiarlos con acetona cada vez que se cambie de color o bien al finalizar el trabajo, ya que de esta manera se evitará que el mismo se endurezca.
Lo ideal es tener un tarro con un poquito de acetona, e ir introduciendo los pinceles boca abajo mientras no se usen.
– Cuando se trabaja con óleo pastel es importante que cada óleo sea envuelto individualmente en un papel o bolsita al guardarlo. Esto evitará que se junten los diferentes óleos y se manchen.
– Cuando un óleo de un determinado color (verde), se mancha con otro color (amarillo), se deberá quitar esa mancha pues de lo contrario estropeará el coloreado del dibujo mezclando verdes y amarillos cuando sólo se deseaba aplicar el verde.
– En la técnica del coloreado es donde más se necesitará dejar fluir la imaginación y el propio gusto e ir probando diferentes combinaciones para encontrar cuáles se adaptan mejor a los diferentes tipos de tarjetas.

Filed under: Manualidades varias,Tarjetas Españolas — admin @ 7:31 pm Etiquetas: ,

septiembre 10, 2011

Diseño de Tarjetas españolas

¿Cómo se realiza el coloreado?
El coloreado es el tercer paso en la construcción de una tarjeta española.
Ya hemos visto que primero se procede a realizar el calcado y luego el repujado.
Para colorear una tarjeta se sigue manteniendo el orden de los elementos tal como estaban ubicados al momento de repujar, es decir:
-Telgopor
-Paño lenci
-Papel vegetal
Hay que tener en cuenta, (sobre todo cuando se están dando los primeros pasos en esta técnica), que luego del coloreado se procederá a realizar el calado y el troquelado. Es por esta razón que el coloreado de una tarjeta abarca exclusivamente la «pintura» y no el agregado de otros elementos como por ejemplo: brillantinas, perlitas, cintas, etc.
Los agregados son el último paso en la realización de una tarjeta.
El coloreado puede aplicarse en ambos lados de la tarjeta (derecho y revés).
Antes de comenzar a colorear, se deberá definir qué tipo de colores se van a utilizar, qué cantidad de colores, cuáles van a ser los materiales a aplicar, (por ejemplo si se va a trabajar sólo con óleos pasteles, o con lápices, o si se van a combinar temperas y lápices de colores, etc.).
Esto es importante porque en primer lugar hay que imaginar cómo quedará la tarjeta una vez terminado el coloreado, qué colores son necesarios y cuáles no deben figurar para esa tarjeta en particular. Es imprescindible cuando se trabaja con esta técnica poder visualizar mentalmente lo que luego se va a concretar en el papel.
Una vez que la imagen mental está formada, y ya determinamos cómo vamos a hacer esa tarjeta, se deberán tener preparados los materiales a utilizar, sobre todo cuando se utilizan pinturas que deben ser preparadas, además de tener a mano los demás elementos que conforman la realización de la pintura como por ejemplo: trapos, algodón, cera, pinceles, sacapunta, goma, etc.
Tener los materiales preparados y en orden nos evitará pérdidas de tiempo, pero además el poder resolver cualquier inconveniente en el momento.

Pautas sobre el coloreado
* La mayor parte del coloreado se realiza en el revés de la tarjeta, dejando el lado del derecho para añadir los retoques y ciertas delicadezas estéticas.
* En general, cuando se trabaja con materiales que necesitan pincel (temperas, esmaltes, acuarelas, etc.), el coloreado se realiza por el derecho de la tarjeta; mientras que es preferible que los demás elementos se trabajen por el revés.
* Colorear no es sólo «poner colores» sino que los mismos deben ser ubicados guardando las leyes de la estética y la armonía. Así como el color da belleza, a veces el abuso del mismo puede perjudicar el trabajo y lograr el efecto contrario.
* Los colores sirven muy bien para delinear y conseguir contornos en las figuras humanas, sobre todo en las líneas del rostro.
* Cuando coloreamos un dibujo de la tarjeta, no siempre es necesario colorear toda su superficie. Muchas veces basta con definir los colores en los bordes e ir esfumándolos hacia los centros. Este tipo de cuestiones y las formas de pintar se irán determinando con la práctica y experimentando cuándo hace falta colorear todo y cuándo no.
* Hay que tener muy en cuenta también que un mismo color tiene una gran variedad de gamas. Por ejemplo: el verde es uno de los colores que posee más diversidad de tonos.
* Si vamos a pintar un árbol y queremos colorear sus hojas, mucho más realista será combinar diferentes verdes: más puros, verdes amarillentos, verdes aguas, verdes musgos, etc., que i pintar todas las hojas con un mismo color verde.
* Es importante además (cuando se quiere hacer este tipo de dibujos) observar por ejemplo, que el sol destiñe las hojas superficiales de un árbol dándole una tonalidad más amarillenta, y que las hojas que se encuentran en una zona más profunda, guardan un verde más oscuro,
* Lo mismo ocurre con las flores, donde los pétalos exteriores son más pálidos por la acción del sol, y los pétalos interiores guardan mayor pureza de tonalidad.
* Cuando se ha repujado una superficie considerable en una tarjeta y, como recordarán, al repujar el papel vegetal se vuelve blanco, es preferible para mantener un buen contraste, que los colores sean en su mayoría claros y tenues.
En cambio, cuando hay poco repujado, pueden utilizarse mayor cantidad de colores oscuros.
* Los colores más fuertes y estridentes son los que mejor van con los motivos navideños, como los habituales rojos y verdes.
* Los colores de la gama del dorado combinan mejor con tonos cálidos como los naranjas, rojos y amarillos.
* En cambio, los colores de la gama del plateado lo hacen con los azules, grises y verdes.
* Cuando se pinta con lápices de colores, se trabaja sobre el revés de la tarjeta, y se esfuma el color aplicándole un algodón con cera, repasando la superficie coloreada.
* Para cada color diferente se utiliza un nuevo algodón embebido en cera natural, excepto en los casos en que se quieran fusionar los diferentes colores como formando un tornasolado, donde no es necesario cambiar el algodón.
* El coloreado puede realizarse tanto en los dibujos que componen la tarjeta como en la totalidad de la misma dándole un fondo de color.
Por ejemplo, si la tarjeta que creamos es un dibujo de estrellas y luna en el cielo, se puede colorear con las gamas del azul y celeste toda la tarjeta formando el fondo sobre el cual se asientan las estrellas y la luna.

septiembre 8, 2011

Repujado en tarjetas españolas

¿Cómo se realiza el repujado?

IMPORTANTE:
Antes de comenzar a repujar se deben observar muy bien los lugares donde queremos dar relieve y movimiento.
Esto también se aprenderá con la práctica, ya que un dibujo mal repujado, o una tarjeta donde hay demasiado relieve, no logra el efecto estético fundamental en este tipo de artesanías.
En las tarjetas que se presentan como modelos en este libro se indicarán los lugares para repujar, pero como nuestro objetivo al acercarles las técnicas básicas de la tarjetería española consiste en que puedan idear sus propias tarjetas (y no limitarse a los modelos de este libro), es necesario tener en cuenta que se deberá determinar qué lugares del dibujo serán los repujados, antes de comenzar a hacer el trabajo.

En el repujado se trabaja sobre el revés de la hoja de papel vegetal.
Una vez determinado qué es lo que se va a repujar, se ubica la hoja sobre el paño lenci.
Se emplea la PUNTA BOLITA, ideal para puntillas y superficies de menor tamaño, remarcando
con una leve presión las líneas-o trozos que quedarán con relieve.
Los movimientos pueden ser circulares o trazos más largos en forma lineal, teniendo siempre en cuenta que es necesario emparejar la hoja para que quede lisa y blanca, cuando se le da relieve.
El repujado debe tener trazos bien definidos y respetar el dibujo como fue calcado porque en caso contrario se notan las diferencias.
Por ejemplo, si se quieren repujar los bordes de una flor, hay que seguir con el repujador, lo más exactamente posible, las líneas que conforman los bordes, porque si no las hacemos coincidir (línea calcada con línea repujada), se observará al terminar la tarjeta una doble línea. Es por este tipo de razones que tanto el repujado como el troquelado posterior, deberán realizarse con mucha prolijidad y paciencia.
Es preferible dejar un momento el trabajo si nos sentimos cansadas, que hacerlo a pesar del cansancio cometiendo errores o desprolijidades, que atentarán contra la estética de la tarjeta.
El REPUJADOR CURVO (punta en forma de «U» o herradura), se utiliza en general para repujar superficies de mayor tamaño, y es ideal para dar efectos de sombreado. Se desplaza el repujador con una leve presión por sobre la superficie deseada, tratando de que la misma quede bien lisa y estirada.
Cuando se quiere dar al dibujo Un resaltado más fuerte, es aconsejable desplazar el repujador varias veces sobre esa superficie, siempre con leve presión, y no utilizar una presión más fuerte que podría llegar a dañar el papel.

El REPUJADOR FINO es aconsejado cuando se desea dar relieve a las líneas de los bordes o bien para resaltar líneas internas de un dibujo, como nervaduras de las hojas, marcos de ventanas o relieves en bordes de cortinados o caminos, etc.
Si las líneas que se desean remarcar fueran muy gruesas, es conveniente utilizar el REPUJADO DE PUNTA GRUESA.

SECRETOS PARA UN MEJOR REPUJADO
Cuando se desea repujar figuras humanas, es necesario lener en cuenta que:
* Los bordes o contornos (sobre todo del rostro) deben estar libres de repujados, porque si no es así el dibujo pierde delicadeza volviendo los rasgos muy rígidos y agresivos.
* Es preferible que los contornos sean realizados con lápices blancos o de colores (de acuerdo al estilo de la tarjeta) y darles el relieve a través de las diferencias de las gamas del color. Si la figura fuese blanca y negra, se diferenciarán los contornos jugando con la gama del gris.
* Cuando se quiere destacar la vestimenta es preferible utilizar el repujador curvo dándole a la ropa un leve sombreado sobre las líneas principales.
Cuando se desean repujar flores:
* La presión deberá estar intensificada en los bordes para luego ir aflojándola a medida que nos acercamos al centro, de la flor.
* Cuando se repujan hojas, lo que se acentúa mediante la presión son los bordes y las líneas que componen las nervaduras interiores.
* El repujado de las hojas se hará siempre de acuerdo a la forma y el tamaño de las mismas, que son las que indicarán cuánto, cómo y dónde repujar.
* Los centros de las flores quedan muy bien si se repujan con la punta bolita siempre en forma de sombreado, que le aportará la delicadeza necesaria.
* Los pétalos de las flores se repujan en forma de sombreado, teniendo en cuenta que se deberán resaltar más fuertemente aquellos pétalos que están ubicados en la parte superior, atenuando el relieve en aquéllos que quedan por debajo (o en la parte inferior).

Filed under: Tarjetas Españolas — admin @ 7:44 pm Etiquetas: ,

septiembre 7, 2011

Pasos para hacer tarjetas

LOS PASOS PARA LA REALIZACIÓN DE LA TARJETA
El orden que se seguirá para la confección de la tarjeta será el siguiente:
1- El calcado
2- El repujado
3- El coloreado
4- El calado y troquelado
5- Los agregados

¿Cómo se realiza el calcado?
Se ubica el telgopor, el modelo a copiar y la hoja vegetal de acuerdo a lo explicado en la forma de colocación de estos elementos cuando se desea calcar. Como la hoja de papel vegetal es transparente, podrán ver sin dificultad el modelo a calcar, el que deberá quedar dibujado sobre el papel vegetal. Los materiales que se utilizan para calcar son:
– La tinta china blanca y el plumín o pluma cucharita.
– Si no tuvieran estos elementos, pueden utilizar el lápiz blanco de punía muy afilada.
– Con el plumín, o con el lápiz, se va bordeando lo más prolijamente posible sobre la hoja de papel vegetal el dibujo a copiar que se muestra por debajo del papel vegetal.
– Una vez calcado el dibujo, con la regla y la punta bolita se marcará la línea media en el papel vegetal, que servirá de doblez de la tarjeta española.
– Una vez marcado el doblez, finaliza la etapa del calcado.

SECRETO:
A medida que vayan practicando se darán cuenta de que las tarjetas pueden tener diversas variedades de formatos. Por lo tanto, no es necesario que siempre la línea del doblez sea justo el medio de la hoja del papel vegetal. El doblez puede ser hecho en cualquier lugar, siempre y cuando la tarjeta guarde una proporción adecuada.
Algunas formas de doblar tarjetas se explicarán en el capítulo de plegado de tarjetas, pero ustedes pueden inventar diferentes formas de acuerdo a la propia imaginación. Por ahora, y hasta que se habitúen, les recomendamos realizar la línea del doblez en el medio de la hoja.