diciembre 2, 2010

Flores de papel

El primero, que representa un clavel, lo haremos de la siguiente forma:
Tomamos una franja de papel y le damos cortes de tijera en la forma que vemos en (A), cuidando de cortar en punta, cada una de las tiras que resultan de dicho corte.
El sistema de montaje sobre el alambre que sirve de tallo, es similar al explicado para las flores anteriores, así como la incorporación de las hojas características de esta clase de flor. Se rizan, pero solamente los de las dos o tres vueltas exteriores, dejando erectos los del centro.
El color del papel empleado en esta flor será rojo, rosa o rojo violado para los pétalos, y verde oscuro para las hojas y forro del alambre.
La otra flor se confeccionará por el mismo procedimiento de la segunda flor de la figura anterior; es decir, cortando conjuntos de pétalos de distinto tamaño (1) y superponiéndolos ensartados en el alambre (B).
Para terminar, el forrado del tallo lo haremos como se ve en (C).
Este modelo lo haremos con los pétalos de distintos colores, pero procurando siempre que estos colores entonen entre sí, por ejemplo: si los pétalos grandes los hacemos en papel azul oscuro, los pequeños pueden hacerse en azul celeste o de otro tono, pero mucho más claro que el de aquéllos. Otro ejemplo puede ser: pétalos mayores, amarillos, y pétalos menores anaranjados. El tallo y las hojas de esta flor se forrarán de papel verde, como en el caso anterior.
Estas flores, que no pretenden imitar más o menos fielmente a las naturales, sino que se inspiran en su forma únicamente a efectos decorativos, son algo más complicadas, pero a cambio de ello, y por estar confeccionadas con materiales más llamativos, presentan un hermoso efecto, siendo muy indicadas para adornar la casa en tiempo de Navidad.

Filed under: manualidades con papel — admin @ 3:10 pm Etiquetas: ,

No hay comentarios »

Aún no hay comentarios.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Deja un comentario