diciembre 18, 2012

Servilleta bordada en Richelieu

Perdurable
Esta impecable servilleta bordada en Richelieu, se convierte en una alternativa para envolver un delicado ramillete de flores secas. Una manera elegante y diferente para decorar el cuarto de baño.

Materiales:
Tela para lencería cien por cien algodón, de color blanco
Hilo perlé de color blanco
Agujas de bordar de punta fina
Papel carbón para modistería
Tijeras puntiagudas
Carretilla o bolígrafo sin tinta
Alfileres
Tambor

Procedimiento:
Dependiendo de su gusto, elija un diseño y transfiéralo sobre la tela. Para reconocer sin error los espacios que hay que dejar vacíos, marque los fondos así como los sitios donde deben ir las presillas que sirven de adorno a la manualidad. Enhebre la aguja con hilo doble y empiece la labor por el borde de la servilleta. Para realizar las presillas festoneadas que atraviesan los espacios vacíos, cruce con el hilo el espacio que debe cubrir la presilla, fíjelo a la tela con una puntadita, vuelva a la base de la presilla y lance de nuevo el hilo. Trabaje con punto de festón sobre los hilos tendidos sin atravesar la tela de abajo. Luego realice el contorno ondulado con puntada al pasado y rellénelo con puntada de festón muy junta. Continúe bordando el resto de los motivos con puntadas al pasado y cúbralas con festón,
teniendo cuidado de dejar los nudos de este último bordeando las líneas que va a calar. Borde las nervaduras de las hojas con cordoncillo y esparza algunos nudos franceses para realzar la belleza del conjunto. Cuando finalice el bordado, recorte cuidadosamente por el revés los pequeños detalles interiores, como se aprecia en la fotografía. Al planchar la manualidad, después de usarla, tenga la precaución de no romper las presillas con la punta de la plancha.

Filed under: Bordado — admin @ 5:12 pm Etiquetas:

No hay comentarios »

Aún no hay comentarios.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Dejar un comentario