octubre 4, 2010

El autogiro de una avioneta

AUTOGIRO
Nomenclatura de las piezas. — Los números entre paréntesis indican los ejemplares que hay que hacer de cada pieza.
1. Fuselaje (1).
2. Rotor (1).
3. Soporte del rotor (1).
4. Montantes anteriores (2).
5. Montante posterior (1).
6. Parabrisas (1).
7. Timón de profundidad (1).
8. Timón de dirección (1).
9. Tren de aterrizaje (2).
10. Ruedas (2).
11. Eje de las ruedas (1).
12. Centro del rotor (1).
13. Buje de la hélice (1).
14. Hélice (2).
15. Gancho de aterrizaje (1).
La forma un tanto convencional del rotor de este autogiro es debida a que está pensado para servir de original entretenimiento, como más adelante podremos ver.
Comenzaremos por hacer el fuselaje, practicando el hueco de la cabina y una ranura en la parte posterior y a continuación montamos el conjunto de cola en la forma detallada en (D), introduciendo el timón de profundidad en la ranura antedicha, y cegando con un pequeño trozo de madera la porción de ranura no ocupada por el timón.
A continuación se monta el timón de dirección, así como los montantes (4 y 5), el parabrisas (6) y el gancho de aterrizaje (15).
Las dos piezas del tren de aterrizaje (9) se recortarán en contrachapado de 3 milímetros, cuidando de dejar a cada una de ellas dos vastagos para introducirlos en los taladros correspondientes del fuselaje, y una vez estén sujetas, se les incorpora el eje del tren (11) y las ruedas (10) en su lugar.
En la parte superior del soporte del rotor incrustaremos un alfiler, o un trozo de alambre galvanizado, cuya punta afinaremos con la lima para hacerla lo más fina posible.
El rotor lo cortaremos en cartón, de grueso medio y resistente y en el disco central haremos un agujero y tres pequeñas ranuras, doblando las cuatro aspas en ángulo de unos 15 grados, todas en la misma dirección.
La pieza (12) se corta en hoja de lata, dándole la forma cónica que vemos en (A) hasta que la
lengüeta (a) penetre en la ranura (b), doblándose la lengüeta hacia dentro.
Esta pieza se monta sobre el círculo central del rotor, haciendo coincidir las pestañas de aquélla con las ranuras de éste, y doblando las pestañas para que ambas piezas queden fijas.
El rotor se coloca sobre el alfiler que lleva el soporte, de modo que la punta (del alfiler) caiga en el centro del cono del soporte (12).
Si colocamos este autogiro sobre un radiador de la calefacción, sus aspas se moverán incansablemente, por efecto del aire caliente ascendente.
Se puede pintar a gusto de cada uno, pero preferiblemente con colores vivos, lo que le hará más decorativo.

Filed under: Maquetas de avion — admin @ 8:26 pm Etiquetas: ,

No hay comentarios »

Aún no hay comentarios.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Dejar un comentario